¿Qué me voy a pedir para el 2011?


Todos los años la lista de retos es grande, la de logros no tanto. Pero es bueno ponérselos, recordarlos y siempre intentar por lograrlos.

Yo he hecho mi ejercicio de “reflexionarme”. Y acá está lo que me voy a pedir a mí mismo para este dos mil once.

Estudiar. Mi meta es terminar mis estudios en periodismo este año. No puedo aflojar. Ser un hombre profesional para seguir haciendo el bien ha sido uno de mis sueños desde muy niño. Este año será el tiempo para completar mis estudios.

Manejar mi economía. Necesito aprender a ahorrar más. Necesito prepararme para los futuros que me propongo pues hay muchos proyectos en los que tengo que estar preparado económicamente. Este es un año para lograrlo.

Amar más. Necesito sensibilizarme más con la dignidad humana. Debo promover más los proyectos de bien común, esos que le devuelven la humanidad a las personas rechazadas. También debo amar más a quienes están más cerca de mí. Este año será para crecer más como persona. Cristo es el modelo

Compartir más. Principalmente con mi familia y no solo del núcleo familiar, sino también con las ramas que se derivan de ella. Este año será para grandioso familiarmente hablando.

Sacaré mi licencia de conducir, porque de verdad, manda güevo (enero).

Estableceré un mecanismo que permita tener un crecimiento en el contro de calidad en Radio María Costa Rica. Creo que mi ingenierito de algo debe servir para la construcción del reino. Voy a ponerme las pilas en esto (Febrero).

En la música, creo que optaré por guardar mi primera guitarra y comprarme una nueva. Han pasado 20 años desde que empecé a tocarla y creo que cada día suena mejor, pero ya no debería estar en las presentaciones pues cada presentación lleva un recuerdo. Esos recuerditos me la van destrozando de a poquitos (abril).

Hacer un viaje a un país de Centroamérica. Quiero proponerme conocer más sobre las culturas cercanas. Creo que será Antigua, Guatemala. Este año debo enriquecerme más culturalmente (setiembre).

Registrar mi primer bien mueble o inmueble. Este es uno de los retos económicos que me harán unas canas en la cabeza. Espero que este año sea un año de canas de sabiduría (diciembre).

Creo que, por ahora,  esos serán mis retos para el 2011. Pequeños objetivos logrados diariamente son los que van a hacer que el progreso se visualice.


Nos vemos en el camino. En él voy forjando mi propio plan.

2 comentarios:

Publicar un comentario